Saltar al contenido

El comercio de divisas: Una introducción al Forex

enero 1, 2020

En pocas palabras, Forex es el negocio de la compra y venta de dinero. Dentro de su región puede ver lo extendido que está este negocio. En los centros comerciales, en las calles y en los barrios de negocios se encuentran estos pequeños puestos que llevan la etiqueta: Foreign Exchange. En los lugares que nunca duermen, como los casinos y otros centros de entretenimiento, también se puede encontrar el comercio de divisas.

Las divisas y el Forex son dos términos que significan lo mismo e implican prácticas similares, a saber, la compra y venta de su principal producto: el dinero. Ambos son mercados extrabursátiles en los que se negocia con dinero. Por lo tanto, se pueden utilizar de forma intercambiable.

¿Qué es el Forex?

Forex significa Foreign Exchange y también se conoce como FX. En el comercio de Forex, usted compra un tipo de divisa y vende otro tipo de divisa al mismo tiempo. Esto significa que usted cambia su dinero por la moneda que compra. La regla básica es que cada moneda tiene su valor correspondiente en otra moneda. El tipo de cambio es el valor de una moneda en particular que se cambia por otra moneda.

En el negocio del Forex, las diferentes divisas se tratan en pares, como por ejemplo de Euro a Dólar Americano o de Dólar Americano a Libra Esterlina. Aunque se puede decir que este tipo de comercio es uno de los mercados comerciales más grandes y amplios del mundo, se sorprendería de encontrar que es un tipo de industria no regulada. Más de 1,9 billones de dólares se negocian cada día, ya que la operación se realiza durante las veinticuatro horas.

El comercio de divisas es el mercado con mayor liquidez financiera. Los comerciantes más frecuentes en este negocio son los bancos, los bancos centrales de todos los países, los inversores en grandes instituciones financieras, los especuladores de divisas, los gobiernos, las empresas, los pequeños inversores privados y otras instituciones financieras.

Al igual que todas las demás empresas y unidades de negocio en todo el mundo, el Forex ha crecido y se ha desarrollado con el tiempo. Hoy en día, el comercio de divisas se ha vuelto más fácil y sencillo con el comercio de divisas en línea. Incluso puede comprar y vender divisas desde su ordenador.

Existen al menos tres mercados posibles para un operador de divisas: el mercado de contado, el mercado de futuros y el mercado a plazo. En el mercado de contado, las divisas se compran y venden en base al precio actual, mientras que en el mercado de futuros, los contratos se celebran a través de la bolsa, cuyos términos son determinados por las partes contratantes.

El propósito del comercio de divisas

El sistema de comercio de divisas no es tan complicado como parece. Sólo necesita saber los fundamentos de las operaciones y entender los fundamentos de los movimientos de las divisas. Básicamente, los tipos de cambio fluctúan de vez en cuando. Esto se debe a algunos factores económicos como la inflación, los movimientos de la producción industrial y ciertos eventos geopolíticos. Estos son sólo algunos de los aspectos comunes del mercado financiero que influyen en gran medida en la compra y venta de divisas.

El mercado Forex es responsable de determinar los tipos de cambio de las diferentes monedas.

El comercio de divisas en el Forex facilita la conversión de una divisa a otra. Este es el principal objetivo del comercio de divisas para apoyar el comercio y la inversión internacionales. Cuando un inversionista o una compañía en particular tiene la cantidad adecuada de dinero, las transacciones se vuelven más fáciles de rastrear y cerrar.

Hay más de cien monedas en el mundo. Algunos son negociables, otros no. De todos ellos, algunos se llaman las monedas principales. Son el dólar de los Estados Unidos, el euro de los miembros de la Unión Europea, el yen del Japón, la libra esterlina de Gran Bretaña, el franco suizo, el dólar del Canadá, el dólar de Australia y el dólar de Nueva Zelandia. En el mundo Forex, las divisas se expresan en tres letras: las dos primeras letras representan el país de origen de la divisa y la última letra indica el nombre de la divisa. Por ejemplo, la libra esterlina se denomina GBP.

El comercio de divisas no es para todos.

El comercio de divisas puede ser un negocio simple, pero implica diversos grados de riesgo. Eso hace que este tipo de negocio no sea adecuado para todo el mundo. Implica una cantidad considerable de inversión y puede perder en algún momento. Los asesores financieros siempre advierten: no invierta dinero que no pueda permitirse perder. Si vacila, es posible que tenga que retirarse antes de perder el dinero que tanto le ha costado ganar y que ya está en sus manos. Puede que simplemente se hayan ido sin que tú hayas disfrutado de lo mismo. Piense en el fraude de divisas.

El comercio de Forex es una industria en constante crecimiento. Puede o no ser el mercado adecuado para usted. Si tienes el corazón para ello, no es tan difícil involucrarse en este tipo de negocio. Pero si tienes el más mínimo indicio de duda, entonces este puede no ser el lugar adecuado para ti. Así que ten cuidado.